internet

0 186

Fuente: Terra

La incorporación de una plataforma de internet en la enseñanza escolar permite a los alumnos mejorar sus habilidades para la escritura de manera notable, según el resultado de una investigación realizada en Suiza durante los últimos tres años. La principal conclusión es que los niños a los que se proporcionó acceso a esa plataforma, en la que podían escribir, leer y conversar libremente, habían aprendido a escribir sus textos de manera más interesante para el lector e incluso con una mejor ortografía.

El estudio fue dirigido por el profesor de la Escuela de Estudios Sociales del noroeste de Suiza, Hansjakob Schneider, cuyo equipo de docentes repartió 724 niños entre siete y diez años (un total de 44 clases) de tres distintos cantones (Argovia, Zúrich y Basilea) en dos grupos.

Al primero se le dio acceso a la plataforma de internet, a la que estaban obligados a inscribirse, mientras que el segundo grupo no tenían plataforma alguna y los niños tenían que escribir sus textos a mano y en papel.

Lo que se observó es que la experiencia en la plataforma de internet permitió a los niños mejorar su escritura narrativa, una habilidad que habían desarrollado mucho mejor que el segundo grupo al cabo de los tres años que duró la experiencia, financiada por el Fondo Nacional Suizo (FNS), un organismo público que promueve la investigación científica.

Los profesores detectaron que las diferencias eran particularmente importantes a nivel de las “marcas lingüísticas visibles” del texto, pues los niños que trabajaron con la plataforma utilizaban más conjunciones temporales, como “primeramente” o “enseguida”.

Asimismo, hacían uso de frases o palabras que reavivaban la atención del lector, como “de pronto”, en tanto que sus adjetivos y verbos tenían más que ver con las emociones.

En suma, sus textos eran más atractivos que los del grupo que escribía en papel.

La investigación determinó que la razón de ello era que en el grupo que utilizó internet los alumnos intentaban implicar más al lector, querían que el texto gustase y podían deducir -al observar los textos que eran más leídos en la plataforma- lo que más podía seducir.

Contrariamente a lo que podría pensarse, la ortografía de este grupo no se deterioró, sino todo lo contrario, lo que es destacable si se tiene en cuenta que los profesores no corregían lo que escribían en la plataforma.

Asimismo, el estudio determinó que niños y niñas progresaron por igual en la plataforma web, mientras que en el soporte de papel las niñas desarrollaron mejor su escritura, lo que los investigadores atribuyeron a que los ordenadores y el internet despiertan las ganas de escribir particularmente entre los niños.

Al publicar estas conclusiones, la FNS reconoció que el mundo de internet generalmente despierta desconfianza entre los padres, a pesar de que ya es un elemento cotidiano en la vida de niños y jóvenes.

Como ejemplo, mencionó que en Alemania el 80 por ciento de niños entre nueve y trece años utilizan un ordenador al menos una vez por semana y que el 30 por ciento son miembros de alguna comunidad internet y participan al menos una vez por semana en algún foro de “chat”.

8 1314
Dolors Reig, psicóloga social y editora principal de El caparazón. Licenciada en Psicología, Posgrado en Inserción sociolaboral, Máster en multimedia, diseño y desarrollo web, actualmente en el Doctorado en Sociedad del Conocimiento de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC).

Leía el otro día acerca de unas, en mi opinión, desafortunadas declaraciones de Vinton Cerf: Internet no tenía que ser entendido como un derecho en sí mismo sino como un activador de otros derechos (libertad de expresión, acceso a la información, etc.).  Sobra decir que después de la primavera árabe, de que empiece a vislumbrase cierta esperanza para el empoderamiento popular en lugares tan “duros” como China, de que Internet nos haya demostrado con creces su potencial democratizador y de que incluso Naciones Unidas haya recomendado que el acceso a Internet sea considerado un derecho fundamental, me parecen tremendamente desafortunadas las declaraciones de uno de los denominados padres de la red. No sé si está entre sus intenciones  pero me parece que lo que hace Cerf es “marear la perdiz”, ofrecer excusas a los gobiernos para preservar la competencia en el ámbito de las telecomunicaciones, actuando a favor del capitalismo más voraz.

Argumentaba Cerf que el derecho a la libre circulación no significa que los gobiernos tengan que proporcionarnos un coche. Creo que se equivoca en ese aspecto y que resulta mucho más lógico y adecuado ver Internet como carretera, como vía pública que todos/as deberíamos tener derecho a transitar.

Y es que acercándonos ya a nuestro tema, no considerarlo un derecho sería negar a muchos ciudadanos del mundo la posibilidad de disfrutar de este mundo mejor que las TIC, las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el conocimiento), las TEP (Tecnologías del empoderamiento y la participación) posibilitan.

Cuando hablamos de internet lo hacemos de una nueva oportunidad de paliar las desigualdades, de un medio extremadamente potente en cuanto a la generalización de las posibilidades de acceso a uno de los derechos más fundamentales y universales, el que en mayor medida va a garantizar que sobrevivamos a cualquiera de las crisis por llegar: el del acceso a la educación.
Todo ello me hace pensar en un tema sobre el que escribíamos hacer tiempo, el de la actualidad  y la fuerza todavía del concepto de Zona de desarrollo próximo. Decíamos que con internet, con los conceptos de Red y/o entorno personal de aprendizaje,  una de las ideas más interesantes de la teoría de Vygotski debía ser revisada.

La ZDP es definida como la distancia entre el nivel de desarrollo efectivo del alumno (aquello que es capaz de hacer por si solo) y el nivel de desarrollo potencial (aquello que sería capaz de hacer con la ayuda de un adulto, experto o compañero más capaz). Pues bien… el aumento del número y la calidad de las relaciones que podemos establecer, de la calidad de los recursos a los que podemos acceder en la actualidad, gracias a Internet, nos sitúan en un escenario que la aumenta de forma espectacular.
Así, con el aumento de la zona de desarrollo próximo, de las posibilidades del acceso a la educación desde cualquier lugar del mundo volvemos a la necesidad de un acceso a Internet universal que haga que todo ello se realice.

Como ciudadanos, como profesionales de la educación aumenta también la necesidad de que nos formemos, perfeccionemos y eduquemos estrategias, herramientas de aprovechamiento de todo ello. En este sentido los entornos y especialmente las Redes Personales de Aprendizaje como propuesta metodológica especialmente afín al constructivismo social de Vigostsky, entre otras propuestas metodológicas actuales, sí serán los vehículos que transitarán las autopistas digitales.
Derecho universal al acceso y vehículos para emprender un viaje sin retorno entre lo que somos y ya, en un contexto de aprendizaje permanente, no tanto lo que podemos llegar a ser sino hacia lugares que nos hacen cada vez más grandes en cada momento de nuestras vidas.

Dolors Reig

@dreig

Psicóloga social y editora principal de El caparazón. Después de unos 15 años dirigiendo Centros, Programas y Proyectos de Formación, trabaja actualmente como freelance, profesora, conferenciante, consultora,  en distintas empresas, instituciones, Universidades y organizaciones. Participa frecuentemente como ponente en distintos eventos, jornadas, congresos, sobre los temas en los que investiga y es formadora: Innovación social, entornos colaborativos, Dinamización de comunidades, redes sociales,  Tendencias web,  empresa 2.0, Social Media, Entornos Personales de Aprendizaje, Educación 2.0, Innovación educativa, Ciberculturas, etc…

En cuanto a formación académica tradicional es Licenciada en Psicología, Posgrado en Inserción sociolaboral, Máster en multimedia, diseño y desarrollo web, actualmente en el Doctorado en Sociedad del Conocimiento de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC).

Colabora con distintos medios de comunicación (Cadena Ser, Periódicos, Televisión, etc.) y publicará en breve un libro sobre los temas anteriores.

0 1671

Esta es la pregunta es la detonante de un artículo orientado a estudiantes publicado en el portal educabolivia,  que compartimos a continuación.

¿Cómo imaginás tu vida sin internet y si tecnología? Los ejemplos son muchos: programas el reloj de tu celular como despertador y tu día puede empezar a las 6 y 30 de la mañana; tienes una actividad en el colegio y aprovechas de rescatar lo más importante con la cámara fotográfica del mismo celular; tu emisora de radio favorita está transmitiendo el concierto de tu artista favorito y lo escuchas en tu reproductor de audio digital; tu compañero de curso tiene un resumen de un trabajo de historia en su Ipod, el cual necesitas urgentemente y lo copias inalámbricamente al tuyo y así son varias las experiencias y ejemplos de cómo la tecnología convive con nosotros de manera categórica y necesaria.

Es necesario resaltar dos elementos tecnológicos que cambiaron nuestras vidas: primero el celular y luego la internet. La persona que entra en el mundo tecnológico y que utiliza estas herramientas, se le hace difícil dejar de lado estos instrumentos que de alguna manera se convierten en muy necesarios para su diario vivir.

Los dispositivos móviles celular a nivel mundial, según cifras de la Unión Internacional de Telecomunicación (ITU en inglés) y la Asociación Alemana de las Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Nuevos Medios (Bitkom), aseguran un promedio de un celular por cada dos habitantes a nivel mundial.

Las instituciones mencionadas anteriormente y según estudios realizados, concluyen que frente a los 7.000 millones de habitantes del planeta al 2011, la cuenta de teléfonos celulares pasó de 4.806 millones (69 por ciento de la población mundial), a más de 5.000 millones, en el segundo semestre del anterior año. Es decir, te pueden faltar muchas cosas, pero un celular, definitivamente no.

En Bolivia: por cada 10 habitantes, hay siete celulares
El 76,5% del registro de líneas móviles está en el eje central de nuestro país, según un artículo del matutino La Razón de 31 de diciembre de 2010. El número de líneas móviles registradas en el país alcanzaba a 7.179.293, lo que significa que existen, a esa fecha, prácticamente siete celulares por cada 10 habitantes. El número de celulares registrados por los operadores de telefonía móvil, no necesariamente son de un propietario. Puede ser que una persona tenga registrados uno o más celulares a su nombre.
El 2010, Bolivia contaba con una población de 10.426.154 personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Móviles o celulares, cada día que pasa son más sofisticados
Los dispositivos móviles junto a sus funcionalidades muestran más características impresionantes. Los jóvenes, en especial, eligen o tienen como meta celulares con herramientas muy sofisticadas.

Estos dispositivos sacan fotos, filman videos, navegan por internet, reproducen música y radio, leen archivos, tienen juegos y aplicaciones…..y no estamos hablando de una computadora portátil, hablamos de un teléfono celular.

Hace no más de 12 años atrás, los equipos tenían tapa, eran muy robustos y obviamente cumplían solo una función, eran solo celulares. No eran, además y como pasa actualmente, cámaras fotográficas, radio FM, bluetooth, pantalla táctil, los de antes apenas podían mandar mensajes de texto, así y todo uno pensaba tener en sus manos lo último en tecnología y jamás se pensaba en cambiarlo. El paso del tiempo y las actualizaciones tecnológicas nos obligaron a cambiar de opinión.

Nuestra fidelidad hacia aquel robusto celular se cambió por otro con menos peso y con nuevas y llamativas características: pantalla a colores, recursos de envío de fotos y mensajería, tonos de llamadas polifónicos, interesantes ringtones, radio, mp3, bluetooth, juegos de alta generación…como aseguran muchos slogans publicitarios de marcas de celular: “una minicomputadora en la palma de tu mano”

Bueno ya visto el avance de los celulares y el uso que le damos hoy en día, es necesario comentar un poco sobre Internet.

De la Internet…qué podemos decir?
Según datos del Banco Mundial y sus indicadores de desarrollo mundial, con una actualización a diciembre de 2011, se asegura que de los 7.000 millones de habitantes del planeta, casi 1.900 millones ya cuentan con internet. Esto quiere decir que el 27 % del total de la población mundial cuenta con este servicio.

En nuestro país y según la referencia anterior, de los 10 millones de bolivianos, el 11% de esta población tiene internet o sea casi 1 millón 130 mil personas.

De la internet se puede hablar muchas cosas y sirve a infinitos fines; lo que sí está claro es que es un medio global de comunicación, el cual se ha convertido hoy en día en algo necesario y cotidiano en nuestras vidas.

Las estadísticas enseñan que lo utilizamos casi el 70% de nuestro tiempo para buscar información, contactar a un ser querido, en países desarrollados y con comercio digital avanzado se puede hasta ordenar desde un pizza hasta un televisor, para chequear un correo, etc.

Este medio de comunicación masivo es uno de los más populares por el simple hecho de que sintetiza a los demás, nos referimos con esto a los medios gráficos y audiovisuales. Antes si queríamos leer el diario debíamos comprarlo, hoy con un solo click no sólo podemos leer nuestro diario local, sino también el periódico de cualquier parte del mundo. ¿Hacer colas para pagar los impuestos? eso es del pasado, a través de los llamados “home banking”, tal como dice la palabra es “el banco en casa”. Y desde casa podemos hacer transferencias de dinero, solicitar préstamos, hacer compras, etc…

Dejamos a tu imaginación hasta dónde llegaran las opciones de uso de estas dos herramientas tecnológicas que han revolucionado nuestras vidas. Volvemos a la pregunta inicial… ¿Cómo imaginas tu vida sin internet y sin tecnología?

Fuente: http://www.educabolivia.bo

0 277

“¿Qué es una cookie? ¿Cómo puedo protegerme en la Web? Y sobre todo: ¿qué ocurre si mi portátil pasa a mejor vida? Para descubrir cosas que siempre has querido saber sobre Internet, pero no te atrevías a preguntar, sigue leyendo”

Tal es la presentación del libro “20 cosas que he aprendido sobre Internet y los navegadores“, una publicación que resulta indispensable para quien trabaja, usa y crea en Internet, y que recibió la nominación de Honor Oficial en la 15ava edición de los premios anuales Webby en las categorías de Educación, Mejor Diseño Visual (Función) y Mejores Prácticas.

En libro se podrán leer los conceptos básicos sobre Internet, trabajo en la nube, aplicaciones web, HTML5, 3D en el navegador, complementos, cookies, phishing, DNS y mucho más. Para los aficionados a la tecnología, tal vez los conceptos parezcan ya conocidos, pero la forma divertida en que son presentados, además de su desarrollo con puro HTML5 y CSS3 (animaciones incluidas), ya se presentan como motivo suficiente para leerlo completo.

El código del libro está abierto, y se encuentra disponible en code.google.com para todos los que deseen investigarlo o publicar algún texto de la misma forma. Para aprender más acerca de los detalles técnicos detrás de sus mejores funcionalidades, también se puede leer el post en el Google Code Blog (en inglés).

Fuente: wwwhatsnew.com

0 149

Esta declaración fue presentada por la APC ante el Consejo de Derechos Humanos como preparación para su 17º período de sesiones ordinarias

Partiendo del informe anual del Relator Especial para la Libertad de Opinión y Expresión , presentado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, y al hecho de que se haya centrado en internet, se puede establecer que el acceso a la web facilita la libertad de expresión y la libertad de asociación, permite compartir el conocimiento, el aprendizaje y la colaboración, e impulsa el desarrollo social y económico. Sin embargo, como detalla el informe, está en riesgo creciente.

El informe destaca los problemas de derechos humanos de mayor gravedad, entre ellos: a) la criminalización de la expresión en línea, b) el bloqueo, control y manipulación de contenidos de internet, c) la interferencia con la privacidad y la protección de datos, d) las restricciones y vigilancia ilegal y e) las limitaciones de acceso a internet. Estas acciones constituyen una violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales de las personas establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

La restricción de la libertad de expresión y de la libre circulación de la información en internet se ha convertido en una tendencia mundial. Las personas que se pronuncian en contra de la represión suelen arriesgar su propia libertad y seguridad, y en una actitud contraria a toda norma sobre derechos humanos, sus denuncias en línea frecuentemente se censuran o prohíben. El impacto de estas violaciones es mayor en países que carecen de un sistema consolidado dela protección de los derechos humanos, a pesar de que todos los estados deben garantizar las normas universalmente acordadas de derechos humanos.

Se puede obtener más información en:  http://www.apc.org/

 

Últimas Noticias

0 311
Es un concurso con el que Samsung premia ideas innovadoras, que utilizan la ciencia y la tecnología en beneficio del Medio-Ambiente. Esta es la gran...
Translate »